facebooktwitterpinterestlinkedinmail whatsapp

 

Este material de Pino Mugo estaba pendiente del primer enfoque. Decidimos formar el árbol con una sóla rama ( la primera) y plegarla sobre sí mismo con la intención de reducir su altura y realzar el movimiento y dinámica del tronco.

Tras las tensiones del primer trabajo y a pesar del escaso verde, tan sòlo trece velas ( Yuu-san me ga dake) , dibujamos las primeras lineas de lo que será el futuro dosel del pino. Pendiente de trabajar esa madera y de cultivar durante unos años para ganar volumen y densidad en las ramas. Un Mugo de futuro prometedor…

“Yuu-san me ga dake”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *